Cirugía

El tratamiento ideal consiste en una cirugía que consiga la extirpación completa del tumor con márgenes amplios.

Cirugía

El tratamiento ideal consiste en una cirugía que consiga la extirpación completa del tumor con márgenes amplios. La cirugía puede ser radical (amputación o extirpación de todo un compartimento muscular) o una cirugía amplia con márgenes libres de tumor.

Con la extirpación de estos márgenes de tejido sano alrededor del tumor se intenta asegurar que no queden células malignas en los márgenes de resección (el borde de la zona que se extirpa). En ocasiones esto no es posible, al estar muy próximo a estructuras vitales.

Cuando los márgenes son negativos, es decir, no hay células malignas en los bordes, puede que con la cirugía sea suficiente. En cambio, si son positivos, puede ser necesaria una nueva cirugía o bien otro tipo de tratamientos.

La cirugía también tiene un valor en enfermos con metástasis; existen algunos pacientes con tumores metastáticos que pueden llegar a curarse cuando hay pocas metástasis y éstas se pueden extirpar. En la cirugía también pueden extirparse ganglios linfáticos para analizarlos y determinar si están afectados por el tumor. Si es así, pueden extirparse los correspondientes al área afecta.

Colaboradores

Contáctanos

Si quiere formar parte de esta asociación o quieres contactar con nosotros mándanos un correo o si lo prefieres llámanos y te ayudaremos en todo lo que necesites

Av de Córdoba 15, 2B. 28046 Madrid

info@aeasarcomas.org

Ir a la barra de herramientas