“Rara vez se pronuncia su nombre, se suelen emplear otras palabras. Es como si fueran muchas enfermedades en lugar de una que, por cierto, se llama cáncer.

Es esa C a la que todos temen y nadie se atreve a nombrar. En realidad el cáncer no es ni una ni muchas enfermedades: son tres enfermedades en una.

La orgánica: es la que permite hacer clasificaciones y nomenclaturas. El juego de imágenes y pócimas.

La emocional: es la que altera el carácter.

Y la social… esa se llama SOLEDAD.”

 

Toda la entrevista aquí.

Ir a la barra de herramientas