Existen dos tipos de células musculares en el organismo: células musculares lisas y células musculares estriadas. Las células musculares lisas controlan la actividad involuntaria; las musculares estriadas el movimiento voluntario. El rabdomiosarcoma (RMS) es un tumor maligno (“cáncer”) que se origina a partir de células musculares esqueléticas normales. No se sabe con seguridad por qué una célula muscular estriada experimenta transformación neoplásica. Dado que las células musculares esqueléticas están presentes en la práctica totalidad del organismo, el RMS puede desarrollarse casi en cualquier localización.

Más información.

Ir a la barra de herramientas